19/7/10

Probando mi nuevo juguete


Nikon Coolpix P100

Como auto-regalo por mi reciente paternidad me decidí por la nueva Nikon coolpix P100. No tiene la calidad de una réflex, pero tampoco el precio. Esta cámara está equipada con un montón de automatismos increíbles pero que utilizaré poco: reconoce rostros, sonrisas y parpadeos, permite editar un poco las imágenes, se puede elegir entre infinidad de modos de escena,… Lo que sí me parece interesante es la posibilidad de controlar manualmente la velocidad de disparo, la abertura de diafragma, la sensibilidad ISO, el modo de medición y la compensación de la exposición. Es decir, el fotógrafo puede controlar manualmente todos los parámetros. El zoom, además, es potentísimo. Sus 26 aumentos van desde gran angular de 26mm a súper-tele de 678mm. Y por si fuera poco, graba video en alta definición con la posibilidad de grabar también a alta velocidad (para reproducir a cámara lenta).


Todas estas prestaciones suenan la mar de bien, pero las presentan otros modelos, ¿Por qué elegí éste? Pues después de desanimarme al consultar varios foros de Internet en los que hay tanto elogios como críticas despiadadas, hice una búsqueda en Flickr para ver fotos que hechas con esta cámara. Eso es lo que finalmente me convenció. Ahora la estoy probando y, de momento, estoy muy contento.


Hembra (izquierda) y macho de Gorrión común, Passer domesticus.
San Sebastián, 10-VII-2010


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...