21/8/16

Cómo utilizar reclamos para pájaros



Me he tomado la libertad de traducir este artículo de la sociedad americana de ornitología Audubon porque me parece muy interesante para todos los pajareros a los que nos tienta a menudo la utilización de grabaciones de cantos:

La proliferación de aplicaciones de "pajareo" (birding), que reproducen en canto de las aves con tan solo un toque de la pantalla, ha resultado maravillosa para atraer a nuevos pajareros al hobby. Pero estas aplicaciones también han hecho aumentar exponencialmente una práctica muy controvertida: la utilización de los cantos para atraer a los pájaros y que se dejen ver.

La reproducción de sonidos es una de las herramientas más potentes para el observador de aves en el campo. Despertará la curiosidad de cualquier especie en cualquier momento del año, pero funcionará mejor con especies territoriales durante la época de cría. Pájaros que en otras circunstancias serían demasiado tímidos para salir al descubierto pueden ser atraídos por el sonido de un posible rival. Si esta práctica tiene un efecto significativo en las aves no está tan claro.

En esencia, el pajareo molesta a las aves. Cualquier cosa que hagamos tiene un impacto sobre ellas. Pero en algunos casos la reproducción de llamadas y cantos puede ser menos perturbadora que otros métodos de atraer a las aves, a veces menos incluso que sentarse en silencio y esperar a que el pájaro aparezca. Los partidarios de esta práctica aseguran que se reduce la necesidad de entrar físicamente interfiriendo en el hábitat y, además, tiene como objetivo a una única especie.

Por supuesto, otros argumentan que se causa un estrés antinatural en las aves, y que hay por lo menos un estudio que demuestra que puede ocasionar que un macho pierda su estatus ante sus rivales y su pareja. Los investigadores en general coinciden en que los efectos de la reproducción de sonidos no son muy conocidos. De la misma manera que  en otras técnicas de pajareo, se requiere especial cuidado y destreza. Hay que ser consciente y sensible a los hábitos y comportamientos que se quiere provocar.

Cuando uses sonido en el campo, esto es lo que NO debes hacer:

  • El prototipo de mal uso es aquél que va por ahí con el dispositivo reproduciendo el sonido constantemente y a muy alto volumen, o el fotógrafo que enciende su dispositivo en modo continuo y espera a que el pájaro aparezca volando. Esto es ineficaz, innecesario y el tipo de práctica que con mayor probabilidad dañará a las aves y molestará a otros observadores.
  • La reproducción de sonidos y cantos está prohibida en muchos parques y reservas naturales. También es ilegal molestar a especies en peligro o amenazadas. Respetea las reglas.
  • Cualquier impacto negativo que la reproducción de sonidos pueda tener en las aves será mucho mayor en los lugares a los que acuden más observadores. Evita totalmente utilizarlo en estos lugares.
Y aquí tienes cómo hacerlo con responsabilidad y efectividad:

  • Estudia cuidadosamente tu área de trabajo. Si ya has oído o visto al pájaro, considera esos lugares cuando decidas dónde reproducir audio. Tienes que estar en el territorio, o muy cerca, para conseguir una respuesta útil.
  • Elige el sitio y monta el escenario. Deberías reproducir el sonido desde un lugar que ofrezca al pájaro una aproximación cómoda a través de su hábitat, con espacios abiertos, márgenes y perchas salientes en las que se deje ver.
  • Pregunta a tus colegas de afición si alguien tiene alguna objeción a que uses sonidos. Si no la hay, anuncia al grupo cuando empieces (con calma, diciendo "reproduciendo") y mantén el dispositivo por encima de tu cabeza para que todos puedan ver enseguida de dónde viene el sonido.
  • Empieza dándole al play bajo y durante unos pocos segundos (por ejemplo, dos o tres cantos). Deberías empezar con un volumen más bajo que el que te imagines que el pájaro va a producir. Entonces para, observa y escucha.
  • Si no hay respuesta, inténtalo de nuevo con fragmentos de cantos muy cortos, incluso parando a mitad de un canto normal, con el fin de provocar que el pájaro salga al descubierto sin que suponga un reto importante para su autoestima.
  • Si no hay respuesta evidente tras 30 ó 60 segundos, pon otros 15 ó 30 segundos de sonido. Recuerda que el pájaro puede reaccionar acercándose silenciosamente, así que observa la vegetación cuidadosamente en todas direcciones, y atiende también a una posible respuesta de otros machos colindantes.
  • Si todavía no detectas ninguna respuesta, dale al play de nuevo, observa, espera y repite. Pero no mantengas esta actividad más allá de cinco minutos y resiste la tentación de acabar con una prolongada y sonora reproducción del canto. 
  • Espera y repite todo el proceso después de 10-30 minutos. Muchos pájaros permanecerán en silencio inmediatamente después de oír la grabación y empezarán a cantar vigorosamente minutos más tarde. Y es posible que machos de otros territorios hagan lo mismo.
Adaptado de "The Proper Use of Playback in Birding" (El uso apropiado de las grabaciones en pajareo) de David Allen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...